Tras la moción de censura al PP y el relevo del PSOE en el gobierno el pasado mes de junio  de 2018, un tema volvió a coger fuerza en los pasillos del Congreso: la exhumación de los restos de Franco.

Así pues, Pedro Sánchez afirmó que se cumpliría la proposición no de ley y posteriormente se aprobó un Real Decreto-ley que modificaba la Ley de Memoria Histórica para exhumar los restos de Franco.

Establecida y aprobada la idea de la exhumación se planteaba una nueva pregunta: ¿Dónde irían a parar ahora los restos del dictador?

La familia Franco propuso trasladarlos a la catedral madrileña de La Almudena. Ante tal solicitud, un grupo de colectivos de memoria histórica y de víctimas del franquismo; organizaciones vecinales, políticas, sindicales, culturales… Se reunieron en Madrid para acordar una respuesta colectiva a tales pretensiones.

Se crea, de esta forma, una iniciativa que bajo el nombre #NiValleNiAlmudena lucha para que los restos no se depositen en ningún lugar que pueda considerarse un privilegio o un honor.

Para hablar de ello, hemos entrevistado al presidente de la Federación de los Foros por la Memoria, Arturo Peinado:

 

Podéis acceder al Reenfoca2 del 29 de noviembre de 2018 aquí

 

Crédito de la imagen: Judit González Moncusí

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.