Durante todos estos años, los libros, los documentos y los medios nos han planteado la Transición española como un período de paz que consiguió cerrar muchas heridas y que puso el primer ladrillo de la construcción de la España moderna.

Evidentemente, si nombramos la palabra Transición, probablemente lo primero que nos venga a la cabeza sea el cambio del régimen dictatorial a la Democracia. ¿Pero una democracia bajo qué condiciones? Tras la muerte de Franco, se hicieron muchas concesiones, enterrando gran parte de lo sucedido en los últimos años en pro de un futuro mejor.

Uno de los episodios más terribles de esa denominada Transición nos lleva a Vitoria-Gasteiz. Concretamente, a los sucesos del 3 de marzo de 1976, en el que los cuerpos de seguridad del Estado desalojaron una iglesia en la que se estaba celebrando una asamblea, asesinando a cinco obreros y dejando a más de 100 personas heridas.

Las grabaciones de la radio de la policía desvelan que la consigna era desalojar a cualquier precio. Y también se recoge cómo se felicitaban de haber disparado más de mil tiros y de haber producido una masacre y de haber contribuido a la mayor paliza de la historia.

Estos hechos, a pesar de constituir crímenes de lesa Humanidad, siguen sin ser juzgados. Y sus responsables, entre ellos, el ministro Rodolfo Martín Villa, siguen impunemente haciendo su vida normal, e incluso, recibiendo condecoraciones del Estado. Aunque parece que esto va a cambiar en los próximos meses, si la jueza María Servini consigue tomarle declaración.

Hoy queremos saber más sobre este episodio de la transición española, por ello hablamos con la miembro de la asociación Martxoak 3 de Marzo, Nerea Martínez, sobrina de Pedro María Martínez, uno de los cinco asesinados a causa de las balas de los cuerpos de seguridad del Estado en los Sucesos de Vitoria.

Podéis acceder al programa completo de Reenfoca2 del 12 de marzo en Ivoox. Y en Spotify.

Crédito de la imagen: Memoria Gara

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.